Recen por la 'gracia' de las lágrimas que nos hablan de la compasión, dice el Papa